La facilidad del “click” ¡¡¡ WARNING!!!

Risto Mejide, polémico y  creativo  publicitario, ha publicado recientemente un controvertido artículo titulado “No busques trabajo”.

Habituado como está Risto a filias y fobias sobre su persona, ha conseguido que se hable de su artículo, quizá no tanto por el mensaje en sí, sino por la manera de expresarlo. Corroboro el mensaje del texto en donde anima a la gente a tener más iniciativa, mostrar más ingenio y ser más creativo en pos de un trabajo, frente a la búsqueda constante o  espera desesperada de una oportunidad en la que poder demostrar la valía personal.

Pero mi reflexión no va por ahí, en el anterior post, nuestro compañero Iñigo Diego ya habló de la importancia de generarse una marca personal que te diferenciase del resto de “tus competidores”.

Más que por el artículo per se, lo que a mí me sorprende es el gran número de vías a través de las cual me ha llegado dicho artículo, y más cómo ha “encendido” esta reflexión las redes sociales posicionándose y generando opinión.

Vivimos en un mundo en el que, queramos o no, las nuevas tecnologías y las redes sociales se han hecho un hueco en nuestras vidas, y lo que en un principio se vivió como una revolución emergente de oportunidades, se encuentra actualmente desplazando sibilinamente espacios que pensábamos consolidados, espacios de lectura, de reflexión, de ocio, de familia y amigos.

A menudo nos encontramos con imágenes en las que amigos no se dirigen la palabra por contactar vía móvil  con otros no presentes, novios dedicados a su Smartphone y no a la pareja, padres dando meriendas en los parques más pendientes de teclear correctamente que de la alimentación de su hijo.

Es así, las nuevas tecnologías acercan a los que están lejos pero ¿alejan a los que están cerca? ¿Es necesario amoldarse a esta nueva forma de relación? ¿Es necesario estar en la red para existir? Recientemente, en una conferencia sobre este tema se decía que el que no aparece en las redes sociales es porque algo tiene que esconder.

Lo siento, pero no sólo discrepo sino que me rebelo ante ello; nos encontramos en un escenario actual en el que prima más tener followers que amigos, donde es más importante difundir la información que asimilarla, donde fotografiamos y grabamos sin ningún sentido todo lo que se presenta, donde no se buscan noticias sino que ellas te encuentran, donde se coleccionan contactos desconocidos en Linkedin como quien colecciona cromos.

Pienso que estamos perdiendo el norte con estos temas, que la funcionalidad y utilidad práctica para las que se crearon pueden jugar en nuestra contra y, o nos controlamos y sabemos administrar dichos recursos o habrá un día en que la saturación de contactos, información y redes será tal que huiremos de ellas despavoridamente.

Siento que la parte positiva que provoca poder acceder de forma sencilla, rápida y gratuita a todo tipo de información y personas no la sabemos gestionar correctamente. A nivel profesional, como consultora, nos orientamos hacia la realidad 2.0 pero siempre con el foco bien centrado,  y con un sentido de aportar y no de saturar. Como he avisado del peligro que se corre en este contexto, ruego a familiares, amigos y lectores nos den un toque de atención, ante cualquier síntoma  que vislumbren en este sentido

La revista Psychological Science publicó un artículo donde  afirmaba que las redes sociales provocan más adicción que el alcohol y el tabaco. Espero no llegar nunca a esos extremos y que la creatividad e iniciativa que promulgaba Risto en su artículo no tengan que utilizarse en terapias  de desintoxicación y desinfoxicación 2.0  y que sepamos poner fronteras y limites al mundo virtual para acercarnos con cordura, interés real, y ganas a  profundizar en la información, en los hechos, y sobre todo en las personas.

 

Share

Tags: , , ,

comment 5 comentarios - puedes comentar o hacer ping

  1. Ángel María dijo:

    Muy bien pero que muy bien. Comulgo con todo lo expuesto.Mi enhorabuena.

    RESPONDER
  2. Supongo que, por llevarte un poquito la contraria hoy, Mikel, me sentía en la obligación de mandarte este artículo que acabo de leer. Muy sencillo. Un tanto extremo, lo sé; pero representa el polo opuesto:

    http://feedly.com/k/16Z9ild

    RESPONDER
    • Mikel Andrío dijo:

      Como comentas, el articulo que me recomiendas es el polo opuesto, a donde no quiero llegar.
      El final del vídeo es muy significativo de hacia donde podemos tender en un futuro.
      Deseamos eso?. Ponemos los medios para ello?
      Un abrazo

      RESPONDER
  3. No puedo estar mas de acuerdo Mikel, tenemos que generar reglas, códigos y modos de educación para hacer la oportunidad tecnológica útil y sostenible en nuestros equilibrios. Pienso que algo semejante a la conducción y trafico fe vehículos en el siglo pasado…hasta entonces tiraremos solo de sentido común para regular.

    RESPONDER
  4. Totalmente de acuerdo Mikel. La OMS ya recoge una anueva adicción; a las nuevas tecnologías y los terapeutas clínicos comienzan a especializarse en este area.
    En estos momentos en los que me siento más sensibilizada con la infancia y educación este documental que emitió la 2 me hizo reflexionar….

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-vuelve-jugar-avance/1733420/

    La generación actual de jóvenes es la que menos tiempo pasa al aire libre. En EE.UU. los chicos permanecen entre siete y once horas delante de las pantallas. “Vuelve a jugar” saca literalmente de sus casas a estos chicos y a sus hábitos y los lleva a vivir su primera experiencia en la naturaleza.
    Recomendable para todos los que tenemos hij@s

    Un abrazo. OIhane

    RESPONDER

Dejar un comentario