Enfoque de carrera profesional – “Vísteme despacio que tengo prisa”

No vivimos tiempos fáciles en el mercado laboral actual… Nadie nos había contado que las cosas se podían torcer o que simplemente uno podía ser infeliz en su trabajo. Tampoco nadie nos dijoqué hacer cuando uno desea o necesita buscar un nuevo proyecto profesional. Y desde luego, la sociedad en la que vivimos poco favor nos ha hecho dándonos las cosas demasiado fáciles.

Por mi trabajo, frecuentemente me encuentro con profesionales con un extraordinario curriculum y en el mejor de los casos con un robusto perfil de capacidades que solicitan una reunión con la ansiedad de quien tiene dificultades para gestionar una situación no deseada y no encuentra respuesta y menos aún soluciones.

En muchos casos, esta persona viene buscando respuestas; incluso, con cierta “ilusión”  buscando soluciones mágicas.

En general, se encuentran con un interlocutor, yo, que habla poco y escucha con la intención de entender lo que la persona piensa, siente e incluso el porqué hace cosas un tanto extrañas a veces.

Mi estrategia es la de crear un espacio amable donde la persona puede mostrar sus inseguridades, sin el miedo a un juicio crítico.

Se crea un espacio en el que mi rol, pasa por “reparar” ya que en tanto en cuanto la persona con la que estoy no se deshaga de ese miedo/ ansiedad/ inseguridad, estará bloqueada para pensar y construir un enfoque de carrera sensato que responda a lo que la persona realmente quiere.

Somos efecto de nuestros pensamientos, así que cuando uno siente que está mal, se lo acaba creyendo. Desde luego, es humano que se venga abajo y/o que para sufrir menos busque un cambio profesional rápido, poco reflexionado y mal dimensionado en cuanto a coste/ beneficio.

En estas situaciones, me gusta lanzar la reflexión de “vísteme despacio que tengo prisa”.  Soy de los que piensan que las cosas llevan su tiempo y que no dedicar ese tiempo no lleva sino al auto engaño. Ya lo decía Freud: “principio de placer y principio de realidad

¿Por qué no aprovechar este viaje para vivir un proceso de autotransformación?. Quizás no recojamos beneficios a corto plazo pero de lo que no cabe duda es de que al final de trayecto seremos mas auténticos.

Y lo auténtico…genera una valor diferencial, difícil de imitar.

– Óscar

Share

Tags: , , , , , , ,

Dejar un comentario