¿Clonamos o gestionamos la diversidad?

“No controles mi forma de vestir
porque es total y a todo el mundo gusto.
no controles mi forma de pensar
porque es total y a todos les encanta.
no controles mis vestidos,
no controles mis sentidos,
no controles mis vestidos,
no controles mis sentidos.”

Esta mañana, cuando me he levantado, he escuchado esta canción ya que en las noticias estaban anunciando la nueva película “No controles”, que estrena Borja Cobeaga.

Me ha venido a la cabeza un artículo que pude leer la semana pasada en el diario Expansión acerca de la nueva normativa interna que deberán seguir los trabajadores del banco suizo UBS.

Aunque a muchos/as nos pueda sorprender que desde UBS marquen un código de vestimenta y apariencia física tan estricto, no debemos olvidarnos de un aspecto que hemos comentado en repetidas ocasiones y con el cual identificamos nuestro enfoque de trabajo:

Transformamos personas a través de organizaciones; transformamos organizaciones a través de personas

Todos/as sabemos que en un contexto comercial y de contacto con cliente, el aspecto físico cobra una especial relevancia, y cuando nuestro negocio y sobre todo nuestros valores giran en torno a la venta, las personas de la organización deben guardar una coherencia con la identidad que se pretende trasladar a nuestros clientes y sociedad.

Hasta este punto estoy de acuerdo con desarrollar un código interno y una política basada en el sentido común. No obstante,  a ¿qué sensación puede generar a nivel social dar tanta relevancia a estos aspectos? ¿qué valores encontramos detrás de esta medida? ¿se trata de una prioridad estratégica la vestimenta de los/as trabajadores/as de la empresa?

No quiero dar la sensación de estar a favor de establecer normas excesivamente rígidas que limiten la libertad de las personas; no obstante, sí­ considero que es crítico que las organizaciones se preocupen por guardar coherencia en torno a los valores que quieren proyectar y las personas que conforman la organización. La identidad no se trabaja sólo desde los despachos; hay que realizar el esfuerzo de conocer, analizar, enfocar, contextualizar y conjugar expectativas, lo que debe ayudarnos a establecer una hoja de ruta para trabajar en pos de una identidad común, un proyecto compartido del que todos/as puedan sentirse partícipes.

En este caso, tengo total seguridad en que se ha realizado el esfuerzo por desplegar la cultura y los valores de la organización hacia las personas, pero me genera más dudas si se ha realizado tan solo de una forma descendente o si ha existido también comunicación ascendente. ¿Se ha consensuado la medida con un amplio espectro de la plantilla? ¿Con personas representativas de grupos de trabajadores? ¿Hemos buscado un consenso previo a su lanzamiento? ¿cómo se ha comunicado para que sea observado como una medida tan coercitiva?

La identidad de una organización debe integrar el concepto de la diversidad y en este caso, tras la lectura del articulo, queda bien a las claras que más que atender esta diversidad, se huye de esta realidad. El inconformismo y la “rebeldía” se convierten en actitudes totalmente fuera de lugar en organizaciones donde los códigos imponen tal grado de exigencia. Esta medida es solamente un ejemplo que describe a las claras a la organización.

Entonces, ¿qué pretendemos generar? ¿el conformismo que lleva a la creación de clones? ¿se puede fomentar la creatividad en un ambiente de marcada rigidez? ¿damos a los empleados autonomía para controlar ciertos aspectos basados mínimamente en el sentido común? ¿o los reducimos a cumplir cada detalle del código? ¿cómo vamos a desarrollar perfiles tractores con capacidad para generar cambios cuando desde la cultura de la organización trasladamos sobriedad / conformismo / respeto / atención a la norma vs una apertura que acepte e integre la diversidad y cierto grado de inconformismo ligado a la mejora y al cambio?

UBS ha apostado por la primera opción. En este sentido, transformaremos a las personas a través de nuestras organizaciones, marcando valores y códigos de vestimenta que dejan poco espacio a la imaginación, pero en el camino podemos dejar un lastre que en el largo plazo sea demasiado pesado.

¿Desde cuándo la huida de la diversidad ha traído consigo un fomento de la creatividad o de la libertad de pensamiento?

Share

Tags: , , , , , ,

comment 1 comentario - puedes comentar o hacer ping

Dejar un comentario