Detrás de las palabras

Estos últimos días nos encontramos inmersos en la formación de unos talleres prácticos sobre la primera entrevista personal y un proceso de selección al completo para alumnos de último curso de Grado de la Universidad de Deusto. A través del programa Deusto Laneratzen se prepara a los estudiantes en materia que va más allá del mundo académico, haciendo la función de puente entre empresas y estudiantes, lo que permite acercar la realidad laboral al mundo universitario y, en consecuencia, aportar dosis de seguridad a través de la experiencia a un colectivo, en ocasiones, abandonado a su suerte en ciertas universidades, en el momento de dar el salto al mundo laboral.

En esta ocasión, desde Deustulan nos han pedido que hiciéramos especial hincapié en el área de la comunicación no verbal, un área al que estamos acostumbrados desde la consultora a prestar especial atención cuando trabajamos en proyectos que implican evaluación de personas. No obstante, gracias a este taller hemos podido descubrir en mayor profundidad una disciplina que consideramos aporta un importante potencial de cara a trabajar en la evaluación y el desarrollo de las personas desde una visión sistémica.

En un mundo de aceleración personal y profesional nos obliga a decidir quién es realmente nuestro interlocutor en pocos minutos o segundos, si podemos depositar la confianza en él, por lo que es apremiante la necesidad de tener herramientas comunicativas adaptadas a los tiempos que corren. (extraído del libro “Los Gestos Hablan” de María José Arlandis)

Francisca Higueras, colega y amiga, coach ejecutivo y personal, además de Responsable de RRHH en Grupo Bainet, nos ha ofrecido un barniz acerca de este mundo que consideramos nos abre puertas hacia un área tan interesante como desconocida para la mayoría de personas que trabajamos en este ámbito; se trata de la Sinergología. Tan solo el conocimiento de la punta del iceberg de este área de conocimiento nos deja entrever una visión integral que va más allá de teorías clásicas y convencionalismos. En este sentido, os recomendamos visitar la página de ESSIN – Estudios superiores de sinergología -.

De una forma intuitiva las personas identificamos indicadores en la interacción con otras personas que nos aportan información acerca de si hay coherencia entre su mensaje o no, si se percibe una emocionalidad concreta, qué tipo de mensaje proyecta al exterior la persona a través de su lenguaje corporal… Esta disciplina nos ayuda a descifrar el lenguaje corporal de nuestros interlocutores, poniendo nombre a cada uno de los “micromovimientos” que podemos identificar, pasando de la intuición a la identificación concreta de nuestra comunicación no verbal, lo que nos permite descifrar códigos ocultos de nuestra comunicación que van más allá del mensaje transmitido a través de las palabras.

Como decíamos anteriormente, la Sinergología va más allá de convencionalismos; se trata del resultado de los descubrimientos más recientes en el campo de la neurociencia y la ciencia comportamental, integrando la influencia de los hemisferios cerebrales en la comunicación cotidiana.

Tal y como avanzó en sus estudios Albert Merhabian, profesor emérito de Psicología en la Universidad de California, la comunicación no verbal supone el 55%  de la comunicación humana, mientras el resto se divide en un 38% la entonación y tan solo un 7% le asigna a las palabras. Por lo tanto, la comunicación no verbal se trata de un área al que debemos prestar especial atención, siempre bajo un marco amplio de conocimientos, lo que nos permitirá entender con mayor facilidad lo que nuestro interlocutor nos quiere trasladar, sus preferencias y, al mismo tiempo, mejorar en nuestras habilidades de interacción.

Se trata de un mundo en el que día a día se va avanzando y profundizando más y más en su conocimiento. Los avances en neurociencia han permitido dar un paso más en esta área tan dinámica como interesante. Lo seguiremos con especial interés.

De cara a motivar la curiosidad por este mundo podéis pensar hacia qué lado soléis dar un abrazo a otras personas. ¿Qué creéis que puede significar?

Share

Tags: , , , , ,

comment 4 comentarios - puedes comentar o hacer ping

  1. Interesante texto Iñigo, nueva temática además. Ya te tiraré de la lengua. ¡Fran es una crack! 🙂

    Por cierto, con referencia al abrazo… ¡hacia el lado derecho! Es decir, me giro “de derechas”. ¡Ayuda! ¿Qué significa? 😛

    RESPONDER
    • 🙂 Hola David

      Ups….creo que has llegado ya al baile eh! “giro” …jajaja.

      Observa durante unos días cuando abraces o beses a alguien, qué lado de tu rostro está en contacto con la otra persona, qué vínculo te une a esa persona, grado de afecto, etc……….

      Después, tienes el comodín de mi e-mail o de la llamada.
      pd. Iñigo, no admitas sobornos 🙂

      Un besazo – Fran

      RESPONDER
  2. Iñigo Diego dijo:

    Lo dejo en manos de la experta!! A ver si Fran nos da luz; te dejo con la intriga sólo un poquito:-)

    RESPONDER
  3. Iñigo, un post muy claro que nos abre los ojos ante un tema super interesante y con muchisimas aplicaciones. Creo que es un tema importante no solo para los profesionales de rrhh por ejemplo en educación puede ser clave para que los educadores entiendan mejor a los estudiantes, en el mundo de la política igualmente…
    Me documentaré sobre el tema porque yo también me he quedado “mosca” con eso de hacia qué lado damos los abrazos…
    Entre tanto…un abrazo, pero virtual! jeje

    RESPONDER

Dejar un comentario