Athletic Club: Camino hacia la maduración y la transformación del colectivo

Las personas entendidas en el mundo del fútbol son conscientes de que hay vida más allá del Real Madrid y el FC Barcelona. Hoy, en este post, me quiero centrar en mi equipo de toda la vida, del que llevo siendo socio desde hace más de 15 años; el Athletic Club Bilbao, equipo al que he visto pasar por diferentes fases y estilos de juego.

Las elecciones presidenciales del pasado verano llevaron consigo una división del colectivo de socios; unos partidarios del nuevo proyecto, otros más proclives a trabajar en un escenario continuista.

Salió vencedor el cambio y con él, la llegada al banquillo de un nuevo entrenador: Marcelo Bielsa. Ya en la cuarta jornada de liga, tras la derrota en San Mamés con el Real Betis, su entrenador Pepe Mel acertó a declarar:

No es fácil cambiar ciento y pico años de historia en dos meses. Lo que está haciendo Bielsa es de valientes pero le va a costar. Y lo va a conseguir.

A día de hoy, en el Athletic se pueden apreciar verdaderos destellos de un equipo vivaz, alegre y valiente; tan sólo tenemos que presenciar el partido frente al Paris St Germain de esta semana, que se ha saldado con una derrota por 4-2 para darnos cuenta del atrevimiento de este equipo; en este caso y en tantos otros, los resultados no están siendo todo lo favorables que debieran.

Retomando la declaración de Mel, añadiría que un proceso de cambio / transformación requiere unos tempos y pasar por diferentes estadíos hasta alcanzar la maduración. Como en el caso de un niño, la personalidad del Athletic no ha alcanzado su máximo nivel de desarrollo; existen dudas, inquietudes e inseguridades arraigadas que emergen de forma visible en los últimos minutos de juego.

Parece que cuando presenciamos un partido nos encontramos con un equipo con alma, un equipo que cree y confía en sus capacidades, un equipo con autoestima alta. No obstante, se trata de un enfoque más bien pseudo, un enfoque aún en proceso de desarrollo; a día de hoy no podemos decir que la creencia en la capacidad se encuentre interiorizada.

Nos encontramos con destellos de calidad pero también destellos de fragilidad; tan solo tenemos que ver los dos últimos partidos para entender que lo que sucede responde a este proceso madurativo – varios partidos consecutivos perdidos o empatados en los últimos minutos de juego tras un claro dominio del Athletic, lo que implica demasiados puntos perdidos -.

Estas inseguridades, en muchos casos, podemos encontrarlas en personas de nuestras organizaciones, personas que no disponen de una creencia en sus capacidades, lo que repercute en su nivel de autoestima, y en consecuencia en el desarrollo del proyecto. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado con proyectos que se complican en la fase de cierre? En muchos casos, la organización puede responder a uno de los siguientes patrones, normalmente correlacionados:

–          Organizaciones inseguras

–          Organizaciones con déficit de liderazgo

–          Organizaciones sin un enfoque integrado y coherente

–          Organizaciones con enfoque pero sin focos estratégicos interiorizados

–          Organizaciones que no disponen de un equipo compensado

–          Organizaciones, en cuyos equipos de proyecto se echa en falta la integración de un imaginario colectivo que permita creer firmemente en las capacidades personales y en direccionar y focalizar los esfuerzos hacia la consecución de los objetivos comunes

El Athletic, como organización, parece dar respuesta a patrones similares. Pero… si se hace un buen partido, se trabaja bien el prepartido, se fija  el enfoque, se adapta el estilo y siguen sin salir las cosas, ¿qué se puede hacer?

En lo que hace referencia al enfoque del Athletic, a día de hoy, se aprecia una dualidad que podemos encuadrar en torno a la filosofía del Yin-Yang. Por un lado, existe un sentimiento de alegría, una percepción cercana al “podemos hacerlo, somos capaces”; por otro lado, aparece el sentimiento de duda y los pensamientos “no nos lo creemos, no podemos hacerlo”, lo que correlaciona con una estructura de personalidad, aún ambivalente, que lucha por ser auténtica, feliz, apasionada, ilusionante.

Salvando las distancias, el caso de Pep Guardiola y el FC Barcelona muestra diferencias en lo que respecta a estadíos de maduración colectiva. En este sentido, Guardiola ha dedicado esfuerzos a trabajar con su equipo en clave de evitar la pérdida de encuadre, el alineamiento de los jugadores en torno a unos valores, identidad, creencia homogénea. Como bien dice mi compañero @oscardunna en su perfil de Twitter:

Como casi siempre, el resultado del partido se resuelve en el prepartido. Al menos, así parece q lo entiende Guardiola- el encuadre es de libro.

En el caso del FC Barcelona nos encontramos con una autoestima desarrollada a altos niveles por parte del colectivo, el cual  a su vez se encuentra en un proceso madurativo avanzado; su personalidad está consolidada, se trata de un equipo que dispone de un enfoque homogéneo y claramente interiorizado pero que no debemos olvidar se empezó a cultivar en la época de Johan Cruyff en 1992; es decir, que el club contaba ya, cuando Pep Guardiola cogió en banquillo, con una bonita riqueza de matices en su imaginario.

El Athletic, a su nivel, es el bebito que empieza a andar, sumido en su proceso de transformación para vencer sus resistencias, visibles en la dificultad para hacer gol, para ser estable en su juego, mantener la concentración,… En este sentido, hay una parte narrativa que la empiezan a entender pero aún falta una clave, la procedimental, que con microcambios permitirá superar inseguridades propias de alguien que está mutando su personalidad. Al mismo tiempo, será necesario trabajar en clave de autotransformación de los jugadores para llegar a alcanzar la transformación del colectivo, alineamiento necesario en cualquier tipo de organización, más allá de la gestión del talento futbolístico.

Si no trabajamos en clave de autotransformación, el pensamiento mágico del surgimiento de la transformación colectiva será una quimera.

“La foto que aparece en este post pertenece a The Jordan Collective

Share

Tags: , , , , , , , , , , ,

comment 1 comentario - puedes comentar o hacer ping

Dejar un comentario