La Confianza y el “Círculo” de Niro

Seguro que habéis visto la película de Robert de Niro, “Meet the parents” o  en castellano “Los padres de ella” donde un joven prometido se enfrenta a un fin de semana conociendo a su futuro suegro, ex-agente de la CIA, autoritario, desconfiado y lleno de complejos.

En esta cinta irónica y desmadrada me hace especial gracia cuando De Niro le habla a su futuro yerno del “Circulo de Confianza” y le amenaza con la posibilidad de no entrar en él. De hecho, en mi día a día utilizo esta expresión en tono jocoso con amigos y compañeros de trabajo; “estas dentro del círculo”, “acabas de salir”…

Recientemente en un proyecto auditando equipos en un cliente del sector cajas de ahorro, hemos vuelto a darnos cuenta de la criticidad de la CONFIANZA  más allá de las relaciones personales. El trabajo con estos equipos nos confirma una vez más la importancia de construir relaciones y entornos profesionales basados en la confianza.

Pero, ¿de quién es la responsabilidad de fomentar la confianza en el entorno de trabajo? ¿Somos todos responsables o cómo en muchos otros aspectos adjudicamos esta responsabilidad a los líderes?

Mucho se ha hablado y se sigue hablando del perfil del líder, de cuáles son las capacidades necesarias para liderar y traccionar equipos, cuáles son las competencias directivas que permiten motivar y gestionar personas ,…etc, etc. No obstante en este post me gustaría profundizar  sobre todo en una de esas capacidades que en nuestra opinión hacen que un líder sea realmente un líder: la capacidad de generar confianza en los demás.

La confianza es la creencia en que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de una determinada manera en una determinada situación.

Si esta capacidad de generar confianza es crítica en un liderazgo eficaz y transformacional, ¿cómo se construye? ó mejor; ¿qué aspectos del liderazgo hay que trabajar/formentar?

A continuación algunas de las medidas/actitudes que entran en juego a la hora de generar confianza en colaboradores y equipos:

  1. IMPLICAR: Haciéndoles sentirse responsables y parte del reto/objetivo y logro y construyendo una visión e identidad compartida.
  2. COMPARTIR: Comunicando y pidiendo opinión de los retos como forma de aportar.
  3. COMUNICAR/ESCUCHAR: Estableciendo dinámicas de conversación.
  4. RECONOCER: Valorando las aportaciones de forma explícita o implícita.
  5. COLABORAR: Siendo uno más del equipo, ofreciendo apoyo y liderando desde el ejemplo.
  6. RESPETAR: Valorando la diversidad y mostrando tolerancia y flexibilidad ante lo diferente. Practicando la no exclusión.
  7. INSPIRAR: Compartiendo la razón de ser del equipo, “nuestra misión”.

Dibujamos ahora nuestro particular “Círculo de Confianza”:

¿Y tú? ¿Qué meterías dentro del “Círculo”?

“La confianza en la bondad ajena es testimonio, no pequeño, de la propia bondad.” M. de Montaigne.

– Oihane

Share

Tags: , , ,

Dejar un comentario