¿Alineamos o enfrentamos nuestros valores?

La conversación y escucha constituyen el punto de partida a partir del cual podemos gestionar cambios dentro de un ente organizativo.


Partiendo de esta base, desde Ferruelo & Velasco nos hemos propuesto escuchar y conversar con las personas acerca de los valores que movilizan a las mismas en el contexto socioeconómico que estamos viviendo.

Idealmente, los valores personales y organizacionales debieran estar alineados, lo que fomenta el desarrollo de organizaciones sanas, que permiten el crecimiento y desarrollo integral de la persona. Para analizar este punto hemos procedido a la realización de un estudio de valores y motivaciones de las personas dentro del entorno laboral, soportado en una encuesta de opinión.

Nuestro estudio se ha basado en dar respuesta a las siguientes cuestiones:

  • Qué valores movilizan a las personas
  • Qué valores asocian al trabajo
  • Qué valores buscan estas personas en las empresas

Durante un periodo de 6 meses, realizaron la encuesta casi 400 personas: candidatos/as que visitaron nuestra oficina, clientes, alumnos/as de la universidad, los/as visitantes de nuestra página web, personas con las que hemos conversado a través de las redes sociales, amigos/as, etc. No quiero dejar pasar esta ocasión sin agradeceros el tiempo dedicado, ¡Gracias!

Los resultados obtenidos nos dejan cierto margen para llevar a cabo algunas reflexiones; en este post presentaremos las conclusiones más generales. Para analizar el estudio en mayor profundidad podéis pinchar este enlace, donde encontraréis información más detallada acerca de las conclusiones generadas.

  1. En términos generales, los valores que más destacan las personas en el trabajo son Calidad de vida y Compañeros/as de trabajo, mientras que los valores personales más reseñables son Compromiso, Honestidad e Integridad / ética. Los valores que buscan las personas en las empresas son Satisfacción de las Personas y Compañerismo / trabajo en equipo.
  2. Se aprecian diferencias entre valores más idealistas, presentes sobre todo entre los colectivos más jóvenes, y valores morales, basados en la integridad, la ética y el compromiso, los cuales se encuentran bien enraizados entre colectivos con mayor experiencia laboral.
  3. En cuanto a diferencias por sexo destacamos el valor ingresos, que aparece con mayor fuerza entre el colectivo de hombres, aunque pierde relevancia a mayor formación académica; asimismo, las mujeres presentan mayor predilección por valores de corte intrínseco.
  4. El desarrollo, el desafío o la importancia de un trabajo interesante cobran mayor relevancia a medida que aumenta la formación académica.

Estas pinceladas nos permiten hacernos una idea de los resultados del estudio; no obstante, os invitamos a visitar el enlace para un análisis más exhaustivo de los mismos, o acceder directamente a la presentación en slideshare. ¿Qué te parece?

A partir de este punto podemos reflexionar acerca de la evolución de nuestros valores personales dentro de las organizaciones. ¿Han evolucionado las empresas al mismo ritmo que las personas? ¿nos encontramos anclados en estructuras de poder y jerarquía que limitan el desarrollo integral de las personas? ¿buscan las personas organizaciones soportadas en valores de ayer, de hoy o del mañana?

Podemos seguir conversando, bien añadiendo un comentario o en twitter: @inigodiego ¡Nos vemos!

Pd. La imagen que acompaña al post es de DzPixel

 

Share

Tags: , , , , , , ,

Dejar un comentario